sábado, 15 de mayo de 2010

Topografías Movedizas del Cosmos

- La realidad siempre es un tango virtual -

Las fichas se deslizan en octágonos que delatan los antagonismos del escenario. El drama enciclopédico y cosmológico se disfruta a si mismo, como explosión, llanto y articulación vacía que olvida perpetuamente y devalúa. Preguntas de afectos y verdades brotan del enladrillado, del asfalto y los correctivitos se las viven. El monstruo de energía requiere la catástrofe del ser para solamente así arribar a una transfiguración exquisita y terrible. Las calcomanías de toda la gnosis producida y altamente mutable debe enfrentarse al germen del nihilismo, paralización y decline que esconde en su estructura binaria y técnicas lógicas. Toda palabra prejuiciosa, que se materializa en recreos del córtex cerebral, en signo, en fogón, en repetición; cilindros y pistones erigen. El campo binario, tejido en signo de nervio te lanza al bien y al mal, un tropiezo donde solo con buen olfato se hace posible respirar la insípida dualidad y la tediosa sobreabundancia. Un ratón colocando contradicciones explosivas en el bailoteo de desintegración de cementos psíquicos. Un manufacturador de terrores, bombas heurísticas, desligando bloques epistémicos/afectivos; construyendo atajos y domicilios inimaginables en la hegemónica polis. El sonido se desborda, lo certero es una tensión que clandestinamente carga las ansias de ser saboreada. Peligro al creer. Peligro al no creer. Cualquier alternativa es un señuelo. Las cadenas de ir y venir están en tus sesos. Preconfigurado el mundo de tus pupilas inscritas en la jerga de advaita.

En centros laboriosos se trabaja por extinguir aquel virus que aparece como espejismo de si mismo. El re-conocimiento congela y la reyerta de gustos y obsesiones se hace necesaria. Me encuentro entre tensiones de fuerzas y montañas al descoser frecuencias y cataclismos. Aquel que se modelo como dato áspero solo intercambia, es camello de carga, de culpa, de categoría, de tradición constrictiva pero eficiente en el divino delirio. La alquimia, ese brincar de planeta en planeta, dentro de positrones de advaita, solo hasta que sean útiles en la fabricación del gozo. Aparece, crece, desaparece. Afrontando la paradójica locura dual, navegando en una nave de Nada, hasta las últimas consecuencias, una sensatez sin gravedad, sin dioses, sin grandes narradores de cada oración cotidiana. Las reglas ontológicas solo sirven para dar contexto, para ser trampolín. Se abandonan necesariamente.

Towards a Cartography of Æther: The Semantics of Immersion

A strawberry in space. Circling about. Being delicious in a void. How can it be delicious then? All conscious units covet the scrumptious fruit. A crimson and inflated edge; overflowing with delightful slime. Smearing us all about.

That she devil keeps me going. Triangle of communion. Fuck the examination of the soul. My vulva is drenched in brown sugar & rum. So is this silly phallus that transgresses matter and anti matter for that matter. First step. Acknowledge this sapient before you: my soul which is all and nothing; its ciruelian consistency, a hollow parade of mermaids and barons. Photosynthesis from tlön, neverland, categorical imperatives, zion, the internationale, american idol, topus uranus; the fiber of the moral beast. I am bombarded by your regrets, and with the love, and with the symbols your flesh carries; which were never yours to begin with. But they were at the end. I accelerate the transformation of energy; core structures become hasty and exciting. You rare other, crazy and pleasant one. Yoni Puja. I can only worship life this way, in this eternal fountain of the now. I can feel time passing. And disappearing. The stench of principles. I eat myself as I eat your pussy. I re-evaluate reason. And I weep before this sensation. Let us rejoice! We all shall depart this life single-handedly!

No hay comentarios:

Publicar un comentario