miércoles, 28 de julio de 2010

Diagnosis Detectivesco de Pierrot le Fou





Bologna violenta - Trapianti giapponesi


En las lobotomías diarias que llamamos
callejones, laberintos urbanos, 
de choques y conflictos metropolizados, 
se cocina la doctrina de la peste. 

La peste, 
como bien se sabe 
en todas las enciclopedias etéreas 
de networks y bibliotecas, 
esta instaurada en toda situación 
de caos y desorden sistémico 
que configura invisiblemente un mundo de vacío,
un terrible espacio 
que busca fisurar la fibra de la realidad, 
lo interpretado por 
el tejido social-esquizofrénico.
(analog and virtual prowess). 

Es mas, 
la descomposición silenciosa
de cualquier organismo individual o social 
comienza a acelerar específicamente
cuando se pierde coordinación nerviosa
con realidades materiales. 

De tal manera el discurso ofrecido
por los sospechosos usuales de burocracia legitima,
en práctica es cómplice
en el desbarajuste 
que se avecina con voluntad, 
es gasolina en el bosque ardiendo. 

¿Pero como navegar este dificultoso terreno 
de ilusorias verdades y mentiras 
que se presentan tan imponentes como 
un orgasmo, como la ultima realidad? 
¡Allí es donde escarbamos 
los alumnos del ambicioso atardercer!  


En ese hedor que es síntoma, 
siempre un alerta, 
una señal de putrefacción tan violenta 
que te arranca 
los dientes,
 el income,
 la perce,
 el órgano reproductivo,
 el respeto mismo,
 en un cerrar de ojos, 
por la eficiencia misma de la miopía colectiva.

¿Como re-encantar el seco paraje regional,
 como conspirar hacia revitalizar y re-conectar las bases institucionales de nuestras situaciones 
territoriales con las multitudes 
de ciudadanos idiotas 
post-humanos, que no cuentan con 
representación fidedigna 
en una demo-cracia 
contemporánea, 
en la cual la posibilidad de reciprocidad
 es meramente simulada con el fin de 
domesticar el tejido sapiente? 
Devoremos esa mascara de la peste, 
lanzándonos a una oportunidad 
de irrumpir en las tripas de la maquinaria y
 causar un regurgamiento de tal subjetividad, 
que se instaure la posibilidad 
de re-construir pautas 
de encantación y comunión. 

Eso se promete, 
la ocurrencia de tal macra y microscopica
 oportunidad de instalar 
en el mágico campo de la realidad, 
protocolos que representen directamente 
a las criaturas sapientes de todos los planetas, 
de todos los bio-espacios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario