sábado, 28 de septiembre de 2013

Vocablo hoy

 
William Blake, "David Delivered out of Many Waters"

   conozco de algunos poetas en murria que ofrendan su hocico a la muerte,
    se entienden solos testificando que en nuestras islas ya no hay seres vivos: 

en ellos el chivo astral emperador de los diablos se hizo de rabo, de fonda.
                                                                                                                ellos
se abastecen solitarios dirigiéndose a una vecindad farmacia, han parido allá,
en lo maligno; se van huyendo como esputos virulentos / animales sin ojos.
                                   
                        son poetas que viven arañándole el ano a su propia jauría;
                       viajando al atoro, a su libelo, luego avaros regresan tiznados.
  
son sufriendo, como si un murmullo cerebral los visitara de madrugada:
a veces son poetas repulsivos que se provocan despojos borrachos. . .

Y si de sus barrigas sale un quejido de remolino, ellos se escapan a lagrimar:
son poetas que se agarran a no sé cuántas de sus musas y las estrujan torpes;
poetas de pasatiempo, sin seso, hasta que una criatura mágica les nace mala,

así se juntan y sonríen, son sincrónicos mirando a su cosa / limo / basurero;
a su orín de laborar distintamente, al circunvecino lamento ese que es suyo.

son poetas rompecabezas que llevan una perversión boba en sus linajes
son los marasmos: se juran haber vivido holistas el laberinto de su palabra.

se dicen que la poesía es una piedra dura y cantan juntamente para nosotros:
conocemos tu verdad porque somos arrugas, somos poetas de vuelo suelto  
 es cierto, somos así, torbellinos atravesados, somos canteras vagabundas   
                            
                          ellos
son poetas de morriña; yo, soy un hombre seco, prefiero mirarlos: a lo lejos;

es que de repente podrían venirse encima de cualquiera o podrían escupirnos
su monstruo:       el semen es en ti porque así te regalamos nuestra psique.

                        a ustedes, mis poleas sin hueso, mis pieles sin tallo,
                 les doy mi más sentido pésame / les enciendo la última vela.