sábado, 10 de noviembre de 2018

POESÍA DE JONATÁN REYES




INTRO

la palabra descascarar
es un idioma

es pulpa abstracta
píxel frecuencia liquen
ataraxia

cuando se cae la cáscara
rezuma otro ser, virtual

germinar es arrancarse
de raíz una extensión
miserable del cuerpo

de Residuos (inédito)


|00|34|

el pasado sigue cambiando / y de manera constante
de a pocas va borrando todo como lo conocíamos
como si fuese humo / un humo que reescribe su
consistencia sobre un paisaje inmóvil / programado
para conservarse en esa área distante / así como
nuestros ancestros / o los datos / o las estadísticas
o los días de verano sobre la arena accidental.
todo sigue cambiando adentro o afuera. igual
la mente también influye en ese trastorno de
pasado. como modelo:

sitúa dos individuos (individuo a. individuo b)
en una plaza mientras disfrutan del tibio arrullo de
la sombra que se desboca. ahora separa cada sujeto
transpórtalos a su plaza individual / separa cada
mente. primero / el individuo a sólo ve una porción
vaga / casi enferma / de ese momento. ahora mismo
el individuo a / ha editado el pasado del individuo b.
ya nada es como lo conocía el individuo b / pero
aun así / él tiene su propia versión del pasado:
su pasado intrínseco. el individuo b percibe una
cadencia inhumana en la posición de las cosas
como si se subordinaran entre ellas / y ninguna
sin la otra / pudiesen existir. de esa manera
el individuo b ha creado otro suceso donde ni
siquiera el individuo a / existe / o simplemente
nunca existirá.

lo que no cabe duda / es que ahora mismo
los dos anidan entre la negrura oblonga de un
desasosiego / allí / el pasado es únicamente
un artificio de la razón / un simulacro lúcido.
pero al mismo tiempo existe la permanencia del
instante / de lo redactado / de los ecos indóciles
de lo indeleble como una lumbre que influye
sobre sí misma y en todo lo que incendia
y puede darle el orden que desea a las formas.

del libro Data de otro ardor y ganador del XI Premio Internacional de Poesía Gastón Baquero 2018



RESIDUOS

1.
soy borde / borde contra esquina
al ras de la grieta próxima

arista deforme por la sombra
espacio-nada / o / preparto

astillado como una escena
mi cuerpo el sopor de un recuerdo


2.
pero no decirlo en voz alta
que me escuchan los vecinos
y dirán que sigo aquí:

borde contra borde
vórtice de todo / al socaire
de la permanencia

entrando en fisuras transitorias
llegando a ninguna parte
naciendo / incansablemente


3.
ese día no nací / fue el otro
del otro año / quiero
decir / ese / pero al revés

hacia declive
o / bajo un eclipse enfermo
sobre una arena desplazada

mejor dicho / día de verano


4.
pero no / ese día no nací
fue alrededor de los vecinos
sobre una mesa de ping pong
debajo del sol de julio

allí estaba / memorizando
el vacilar de los reflejos sobre
las miradas inanimadas

y sentí el persistir del instante   
la insistencia de la vida


5.
nací de una herida
la atravesé para salir
a la intemperie


6.
mi pierna izquierda fuera
mi pie rozando la superficie

una muchedumbre reunida
eufórica. mi cuerpo mudo

una luz asquerosa se mete
en todo lado / y desfigura

aún el mundo no es nada


7.
estoy presenciando el final de todo
¿eso me hace cómplice?

de Residuos (inédito)

miércoles, 31 de octubre de 2018

BORDERLINE

Gustave Dore, 'Death on the Pale Horse'

{como gatos malos en el cementerio}
me besas y cruzamos un puente mirándonos
en el vacío y en miradas cayendo hasta mi fin;
desde el final en donde perdimos distancias
el amor se abrió en este paladar, y regresó
por una ventana de colores vivos y nubes rojas
de tanta gente; el color azul del mar hizo forma
y me hizo hablar de las gentes opuestas al sol
desde una casa libre que representa el mundo
y es como todo, nuestros ojos al cementerio
libre de maldad y en un golpe nuclear mientras
puebla un extranjero dentro para huir feliz
como huimos de los disparos y las maravillas huecas, 
por horror entramos sin miedo, a volar;
los hijos y las yaboas que gruñimos son solas;
soy un pájaro en la noche que vuela sin Gabriel
y murmurando que Ave Satanás es la libertad;
porque somos responsables en esta vida
o muecas en otras orejas que comen gusanos;
asimismo almuerzo en la medianoche y
el cordero es para las hermanas con cenas fé.
Así sacrifico nuestro amor abriendo la boca
con la familia rota y sin espantos en el camino.
Viajamos, mi rostro conoció los reinos sierpes;
un reino es sobrevivir con alegría todo el día.

jueves, 25 de octubre de 2018

Encuentro casual un viernes de cobro | H. J. Leonard

Martha Hayden, 'Lovers', grabado al aguatinta.

Una conversación tardía
empujada al son de cerveza
una mirada desafiante ante
una revelación no esperada
la decepción en tus ojos
moliendo mi esperanza
hacen que
entre ajo, yuca, carne frita
y un vaso de agua el silencio
asome su rostro
y endormezca la emoción
de volver a encontrarnos solos
en el mismo espacio
con las insaciables ganas
de comernos las entrañas.

Así se siente esta verbena
que prometía mordidas,
sudor y candela
tras invalidarse por la súbita
y desalentadora verdad

“lo jodimos por pendejos”.

Pero no importa
tu sonrisa y la fe de otro
encuentro palpable mantiene viva
la llama que se confirma existe
tras percibirla escondida
en el abrazo dado
al pie de las escalinatas
que conducen a tu casa
asegurándonos así
que esta vida no culmina
sin que de manera cursi
nos llamemos “mi amor".

martes, 16 de octubre de 2018

Panfleto de Poesía Le Papillon Extravaganza #2018

Panfleto con poesía de algunos de los escritores participantes de OpenMic | Le Papillon Extravaganza: ¿Truco o Golosina? Celebrado Jueves 11 de OCT en El Local En Santurce, P.R.

Cuenta | Andrea Mia

Kathe Kollwitz, 'Outbreak' etching (1903)

Se escucharon las hojas
deshacerse en los vidrios.
Se vieron los gemidos
pájaros ahogados.
Se sintieron las lágrimas,
lejanamente cerca,
de los miles de niños.
Vidrios ahogados de niños.

Cocinamos por horas,
cientos,
cenaron platos fríos.
Luchamos, décadas, por
por ocupar refugios
así desprotegidos.
Marchamos por derechos
no somos primitivos.
Fríos refugios primitivos.

Pobre somos los que año
a año nos celebramos
--triunfos.
Pobres, los que por títulos,
a todo abandonamos.
Pobre la tierra
que alimenta al rebaño
que a nutrir, de otra tierra,
va, los gusanos.


martes, 9 de octubre de 2018

POESÍA DE NADYA M. ECHEVARRÍA QUIÑONES

Gino Federigo Luchini, pluma y tinta sobre papel (1920)


CATERVA EPISTOLAR
1.
a mi juicio, hay labores que comulgan con algo que no hay en el plano de las 
cosas que palpo, que miro. fuera de la energía catalogada por hora, se
 asimilan algunas letras como ropa repetida, como cena olvidada en una 
guerra mortal en la que no mueres. es decir, hay alimentos que nos cuestan 
en la memoria peor que cuentas vivas abandonadas en el correo callejero 
del ser civil.

2.
desarrollo en mi huésped un sonido de ave vecina nunca dejado ver en los 
caminos sin aguas. la sed, según me narra, es vigilia empleada al porvenir 
de la urgencia.

3.
Planes centrales de descubrirte
Isla de musgo; camuflajes de espanto
celebran tu humedad
dentro de un cuarto evaporándose.

4.
Caracteres que se mojan
con la duda que se condensa
y gobierna las lagunas
locuras que tras su lluvia
exigen ser labiodejadas
con su fetish de ondas pre encantadas
que se desjuntan.

5.
Predicados violentos
ratificamos el acuerdo reclamado
al ocaso sobre los muelles
que expone:
que el sabotaje programado
continúa su curso.

6.
Resumiendo: lapsus disperso,
un sobre vacío espera pegado a un pequeño bote
amarrado al puerto, a las 6 de la tarde.

7.
Consagré varias vidas
a la mecánica herida
por aprender
al recordarme.
Até en recuadro
de mi vista sobre el espejo
anuncios sin privilegios
del circular dentro de mi cráneo
arremolinándose por socavar
memorias ilusas prendidas
sólo por recordar
como debí haber sido
sino se hubiera abismado
la calavera que insiste
que la alcance nueva.

8.
sueño a gota insomne
un blues sicario
de zarza y guayacán.
de seca y me
cala esta noche ahora
en medio de la semana
silbándole un concierto
a la carta al general
que abastece la herrería,
la nocturnal pereza
de los inmortales
a los que les da la gana
ganar prendiéndose
en fuego cada memoria.
el estupor en la transición
de una escena deseosa
sueño de jefa perdida
de casa al olvido
gota a gota
secándose al sol.



Anders Zorn Medium. 'Mujer fumadora', grabado (1907)


SOLAZ

Frente a estas gafas silueta de humo te vuelcas al anonimato de hora lenta. 
Antes de ti, en la invisible realidad que al disipar trasluces me hallé 
revuelta, por tanto, sabiéndome marcada la latitud y la longitud de 
horizontes de la memoria. Tríptico de muerte, una tarde hasta otra noche
 solaz, una mueca verde desde la quebrada, que ya no está. Lo privado de
 otras tierras cancela recuerdos. Pero se trata, como la pirueta celeste que
 me denomina con el ayer de cosa nuestra anclada, la raíz de hora lenta. 
Cultura humana; el ritual trabajado especificado para humana de isla
 reciente. La rabia oculta, el cigarrillo, para aparentar que ignoro mi reloj
 mientras te espero a cielo abierto, ventana privada en tu avenida.