domingo, 25 de septiembre de 2011

Guerra de los Drones: Virtualidad Letal


“Weapons are not just tools of destruction 
they are also tools of perception.” 
[- Paul Virilio]


Los robots han sido parte del imaginario cultural por mucho tiempo. Ya en la guarida del dios Hefesto, en la Iliada se describen sirvientas mecánicas con capacidades humanas, “[Hefesto]… apoyado en dos estatuas de oro, semejantes a mujeres jóvenes, pues tenían inteligencia, voz y fuerza… Ambas sostenían cuidadosamente a su señor, y éste, andando, se sentó en un trono reluciente…” (Homero, Canto 18). Estas eficientes y antiguas fembots ya trabajaban las delimitaciones de lo natural y lo artificial, además de la relación entre las categorías humano y lo no-humano. La palabra Robot tiene su primera mención en la obra teatral R.U.R (Robots Universales Rossum), escrita por el checo Karel Čapek en 1920; el termino viene del checo robota que significa trabajo o labor. Y ¡qué mucha labor hacen los robots!, desde Gort en The Day The Earth Stood Still, 3CPO yR2D2 en Star Wars, los Raiders y los Centurions en Battlestar Galáctica, los robots han estado presente y han obrado como zealotes, para salvarnos o aniquilarnos. Ahora los nuevos hijos automatizados de Hefesto los posee Estados Unidos, me refiero al bombardero automatizado MQ-9 Reaper, primer modelo clase cazador-asesino y el bebe querido de la fuerza aérea estadounidense.


“The war of the future…will be a war in which machines, not soldiers fight…the new soldier will not be a soldier, but a machinist; he will not shed his blood, but will perspire in the factory of death at the battle line.” [- Thomas Edison]

La seducción de la destrucción nunca tuvo tan elegantes ni tan esperados asesinos metálicos. El nuevo milenio nos cumple la promesa “Jetsoniana” de robots para ayudar en cada faceta agobiante de la vida humana, facilitando la labor del día a día. La máquina (del latín machĭna) es un sistema cuyo funcionamiento posibilita aprovechar, dirigir, regular, transformar energía o realizar un trabajo. Y ¡qué trabajo no es más justo y necesario hoy en día que defender la democracia de los malhechores del mundo! 


Desde hace varias décadas existen numerosos programas militares que ambicionan sustituir a los soldados en batalla por máquinas. La guerras de Irak, Afganistán (más los bombardeos en las cordilleras de Pakistán) trajeron consigo un importante paso de la llamada era robótica, ya que se emplearon unidades automatizadas roboticas de manera sistemática para fines militares. Así, Estados Unidos es la primera nación del mundo en utilizar un gran número de robots para tareas de guerra. Para tener un sentido numérico, el uso de estos robots en la milicia subió de unas decenas de prototipos antes del 2002 a más de 12,000 unidades robóticas desplegadas en la tierra y más de 7,000 en el aire después del 2003, y ya hay miles más de camino. En abril 2009 el secretario de defensa Robert Gates presentó su presupuesto de defensa para el año fiscal 2009. Este, aunque es 4 % más elevado que el presupuesto presentado en el 2008 con la presidencia de Bush, si posee cambios significativos de su predecesor. Estados Unidos esta cortando la producción de muchos armamentos que no se estén utilizando por ejecutar mediocremente o por ser inservibles en los escenarios de combate asimétrico actual. Por ejemplo el F-22 (de $150 millones por avión), será prácticamente sacado de producción. Interesantemente los drones están en la lista de programas militares eficientes o necesarios, como balas, rifles, armaduras que se continuaran fabricando y evolucionando.


“We’ve moved from using UAVs [Unmanned aerial vehicles] primarily in intelligence, surveillance, and reconnaissance roles before Operation Iraqi Freedom, to a true hunter-killer role with the Reaper.” [- T. Michael Moseley, Retired U.S. Air Force Chief of Staff General]

Existen numerosos modelos terrestres y aéreos operacionales capaces de volar o manejar sin humanos a bordo. No podemos decir que no lo vimos venir, Knight Rider, Astro Boy, Johnny 5 y los numerosos documentales del Discovery Channel profetizaban esquemas sobre las posibles formas que podían tomar estas tecnologías autómatas en nuestras sociedades. Pero ya no son meramente experimentos beta, no prácticos para utilizar en el campo de guerra sino todo lo contrario; después del 2003 (con las guerras de Afganistán e Irak) hubo un crecimiento numérico inmenso en su demanda, producción y despliegue. La multiplicación exponencial de la industria robotica militar desde el 2003, significó por un lado la creación de escuadrones aéreos de drones, que pueden ser piloteados a control remoto o ser programados con su itinerario aéreo. Los sistemas automatizados han brincado de ser unidades de apoyo, a unidades primarias de ataque. Algunos de estos modelos han roto las cuotas esperadas en la eliminación de los susodichos elementos insurgentes a través del mundo árabe.

“With more Reapers, I could send manned airplanes home” [- Lt. Gen. Gary North, U.S. Air Force]

El MQ-1 Predator es un vehículo aéreo no tripulado, que se despliega en operaciones de combate desde el 1995, primordialmente fueron utilizados en las operaciones militares de Bosnia y Kosovo como aeroplanos de vigilancia, hoy pueden ser utilizados para misiones de reconocimiento, servir como señuelo, monitoreo continuo y después del 2001, bombardeo preventivo. Ha probado ser muy útil en situaciones de combate en Afganistán, Pakistán, Bosnia, Yemen e Irak. El MQ-1 Predator se maneja por control remoto, significando que los drones pueden y son manejados desde distancias enormes. Los Predator despegan y aterrizan controlados por personal de la base aérea Balad en el norte de Irak, pero las horas largas de monitoreo que la misión requiere son realizadas a miles de millas de distancia en territorio estadounidense por pilotos-gamer desde la base de la Fuerza Aérea en Creech, Nevada. Estas aeronaves a control remoto viabilizan un monitoreo aéreo continuo de carreteras, convoys, y "comportamiento de terror". Pueden estar más de 12 horas en el aire sin la necesidad de aterrizar para reabastecer el combustible, estirando la costo-efectividad aérea a nuevos niveles de continuad.

“The airplane [MQ-9 Reaper] is the size of a jet fighter, powered by a turboprop engine, able to fly at 300 mph and reach 50,000 feet. It’s outfitted with infrared, laser and radar targeting, and with a ton and a half of guided bombs and missiles. The Reaper is loaded, but there’s no one on board. Its pilot, as it bombs targets in Iraq, will sit at a video console 7,000 miles away in Nevada.” [- Charles J. Hanley, Robot Air Attack Squadron, Bound for Iraq]

Están equipados con radar, sensores, cámaras y tonelada y media de misiles; estos sistemas de monitoreo proveen un gran espectro de información. Esto extiende el monitoreo en tiempo real del campo de batalla en infra rojo, visión nocturna o sensores de movimiento para detectar insurgentes. La amplitud de estos sistemas no esta tan solo en su capacidad de matar más eficientemente sino también de vigilar más eficientemente. El MQ-9 Reaper es la nueva aeronave sin piloto utilizada en las guerras, pero a diferencia del MQ-1 Predator este puede volar de manera automatizada, en otras palabras, vía control robótico. El Reaper es el primer hunter-killer de su clase, es más grande y poderoso que el Predator, puede cargar 15 veces más carga y viajar 3 veces más rápido. Eso si, los robots aun no tienen suficiente capacidad para entrar en un ‘dog fight’, o sea, combate aire-aire con aviones de caza. 


“Machines help soldiers kill more enemies, not just physically but psychologically as well. It is hard to kill people hand to hand, one on one, face to face. With machines you can kill many at a distance. This somehow seems more moral.” [- Chris Hables Gray, Postmodern War]

Drones vigilando a los civiles


El éxito costo-efectivo de las aeronaves militares no tripuladas ha desatado una fiebre mundial de aviación robotica en armas y vigilancia. Más de 50 países han adquirido aviones tele dirigidos de vigilancia o iniciado sus propios programas para incrementar la capacidad militar de los últimos años. Los Estados Unidos ha expandido la cobertura de sus patrullas aéreas en la frontera con Canadá, sistematizando el despliegue de aviones no tripulados para dichas tareas. Asimismo la Administración Federal de Aviación (FAA en ingles) ha aprobado el uso de aviones no tripulados en la frontera con México, dentro de las nuevas medidas de seguridad en el suroeste del país. Aquí en Puerto Rico se están desplegando por parte del departamento de Homeland Security con el fin de regular y monitorear el tránsito marítimo en el Caribe,  América del Sur y las aguas del Golfo de Mexico. Muchos cuerpos de esforzadores de la ley en Estados Unidos han estado silenciosamente usando los aviones no tripulados dentro del territorio nacional para vigilar zonas urbanas. El Departamento de Defensa mismo afirma que la tecnología de aviones teledirigidos ha revolucionado la guerra en Irak, Afganistán y Pakistán, ahora revolucionará la labor policíaca cumpliendo una función de vigilancia y monitoreo urbano en el espacio aéreo nacionalLa Administración Federal de Aviación  espera contar para el 2013 con nuevas leyes que permitan y legitimen a los departamentos policíacos usar con regularidad aviones no tripulados en todo el territorio federal estadounidense. 


Para febrero del 2010 la policía de Inglaterra captura a un sospechoso utilizando aeronaves teledirigidas; "Drone makes first UK 'arrest' as police catch car thief hiding under bushesThe Air Robot or drone was deployed by Merseyside police after officers lost the alleged offender who had escaped on foot in thick fog. Using the device's on-board camera and thermal-imaging technology, the operator was able to pick up the suspect through his body heat and direct foot patrols to his location. It led officers to a 16-year-old youth, who was hiding in bushes...". El uso de aviones no tripulados para la vigilancia urbana en general permite a los departamentos de policía filmar las acciones de la población de ciudadanos con cámaras infrarrojas y térmicas de alta definición; infringiendo en la vida privada de la comunidad que dicen proteger de criminales.



War goes green

Ya varios escuadrones aéreos que usaban F-16, ahora pilotean el MQ-9 Reaper desde sus sistemas de tele comunicaciones. Aunque falta mucho para que se retire el uso de humanos en combate aéreo, si se puede ver que hay un movimiento hacia las tecnologías robóticas. Estas tecnologías retiran al soldado del campo de batalla que esta afectando directamente, a su vez posee atractivos a nivel de ensamblaje y costo. Un F-16 (de $18 millones por avión) cuesta tres veces más que un MQ-1 Predator (de $4.5 millones por avión) robotizado y este utiliza menos combustible en pleno vuelo que el F-16. Parece ser una tecnología milagrosa para hacer la paz, es barata, es efectiva y pone menos humanos (clasificados por el sistema socio económico como) civilizados en peligro de esa cosa que se llamaba guerra. Así la guerra se hace más higiénica, más mediatizada por imágenes, por sensores e información binaria que se traducen como nuestra única opción y percepción.
"The U.S. military has been striving for years to replace soldiers in battle with machines so as to make foreign wars more palatable to the American people, who still refuse to admit to themselves that they are citizens of the history's most powerful imperial state. In this particular war (la guerra del Golfo del 1991), thanks to overwhelming air superiority and incredible Iraqi inferiority, a remarkably low casualty count was achieved, making the American public very happy... The confirmed killing of thousands of civilians in Iraq (en la guerra del golfo del 1991) would constitute a terrible war crime if they had been killed by soldiers with knives or hand guns. The real morality of the incredible air attacks can be inferred from this pilot's account of his experience: "It's almost like you flipped on the light in the kitchen at night and the cockroaches start scurrying, and we're killing them" [- Chris Hables Gray, Postmodern War]

Esta simbiosis Gameboy entre el robot y el piloto facilita el acto de matar. Además las determinaciones bélicas se hacen más admisibles, entendiéndose que se minimizan los riesgos. Esto le da un sabor de normalidad a la guerra, en una época de control total convertimos a la guerra en el status quo. Los robots alteran significativamente la experiencia de la guerra, para todos los que están envueltos en esta. El rol del soldados en batalla inexorablemente cambia: se transformará esta figura, este cuerpo, para fusionarse con los sistemas automatizados de vigilancia y combate, la vida acomoda los sistemas de combate, supliéndole su capital vital hacia el porvenir de la ingeniería de la muerte automática. ¡Oda a la sapiencia!

1 comentario:

  1. Interesante articulo, pero a la vez tétrico. Perfila un futuro de control del estado mediante individuos anónimos. Nadie exento de sospechas de vigilancia. El panorama asusta y el miedo seria la norma. Horrible tanto poder en manos invisibles,con agendas dudosas y justificaciones antisépticas. Triste vida para los que vienen detrás. Owell fue un visionario.

    ResponderEliminar