lunes, 17 de octubre de 2016

NOCHES DE HUESO

Paul Gustave Doré, Paradise Lost - Satan takes his throne in Hell


Ginsberg dijo que moriría por su poesía
por un poema salva mundos
por lanzar piedras en cada palabra
por incendiar gobiernos de la muerte
contra estados piratas del fin
esos hechos de tripa suelta que buscan refugio.
Las masacres son el enlace a nuestra comunión
son el nuevo orden
y en lo mundial somos municipios niños
gargantas frías
amigos del mal
porque la maldad es historia de todos
es un diccionario de navegación
y aunque no tenemos paraíso
reinamos una empresa de la ruina
donde somos porquería inhumana
donde la CIA y el Mossad siguen trasnochándose
donde nadie escapa de los mundos desaparecidos.
Aunque nacimos sonsacados por la muerte,
andábamos difuntos cuando supimos la verdad
como rifles−castillos de un sionismo−nativo
como letreros diseñados para barajar las almas.
Cuando el excremento de cien años termine
se descubrirá el nido de los monstruos−élite
sus ejércitos caerán
y, heridos de muerte,
tragarán la lava de nuestra orina,
se someterán
a las siempre feas y dispuestas muertes
a las tumbas donde viajamos en silencio;
y si esta isla se olvida de nosotros,
recuerda, fija la mirada en el ataque.
Riño, a fin de cuentas, Panero lo dijo,
El poema está hecho para matar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada