miércoles, 23 de julio de 2014

{GENOCIDIO} por Aurora Sonilú Pérez


Duele la vida
la conciencia
la inconciencia
la indiferencia
tras la sangre derramada a quemarropa
en la frontera
en la trinchera
en el lecho
en la mesa. . .

Cuerpos desechos
desmembrados
descuartizados
en el nombre del Dios Padre
espejismo de una falsa divinidad
mas valdría un renacer de las deidades
un nuevo paraíso
para derrocar este infierno
esta fosa de muerte
en que hemos convertido el universo.
Duele la fe
a ciegas
(y a medias)
de una autómata cabeza sin esencia
esclava
(y presa)
de un dogma milenario
que por años ha sido el sustantivo,

el verbo, el amor,
el perdón
el hombre.

Duele la raza
teorema de un dividendo social
enjaulado
(y segmentado)
en su propia casta.

Duele la guerra;
la de cada dia
la de afuera
(esa que es nuestra)

en su grito
en su abismo
en su condena.



jueves, 26 de junio de 2014

CARIBE CERO



Nuestro orden se hizo barro
permitiendo que un bufón
descifrara
curas
para la migraña.

Como jefe de turno quiso sortilegio;
en su conferencia la cabeza dijo:

Después de las carreras iniciales
seré un buen jockey. . .
Cuando haya eliminado las turbas isleñas
estaré en gobierno contento. . .
Tendremos
fiestas patronales
playas limpias
hoteles de ocho estrellas
granjas de trigo y de monos sintetizados
un referéndum buena gente
anguilas adiestradas de pecera
hospitales con medallas de oro
seremos piojos magníficos
con tráqueas del tamaño de Apofis
donde hospedaremos
pailas de comida nítida
panfletos para ser familias de línea dura
evangelios para asegurarles castidad
al cerebro y a las hormonas sanjuaneras
porque las sanjuaneras son niñas atrevidas
y sufren de las ataduras del Malo
y asisten a misa con los muslos abiertos
buscando la unción del Ardor Santo
y la encuentran en un glorioso monaguillo
con su voluntad de pirañas columpiando las vulvas
por la boca del paraíso
tragándose los salmos y las brújulas de su juventud
porque pueden haber Magdalenas que se arrepientan
pero en realidad son la minoría arrepentida.

            Pero el último gobierno ha muerto.

Hemos sido su garganta
inusitada
según se piensan las gentes
obedientes
como estómagos
ultramarinos
como garabatos
como proyectos de un hielo

gente en el paraje del vicio.

Sin el fármaco de la identidad
conocimos relámpagos del salario ido,
dándole ombligo y bizcocho
a los hombres que nadaron
hasta nuestro tornillo
contaminando
el vínculo del sol con los Caribes que éramos.

Ahora la escabrosidad de ese imperio
                                               ha perdido actitud;

aborrecido,
el cerebro de sus críos se enferma
y solo encuentran sonrisa cuando
reducen a burbujas los otros cerebros,
con masacres
con echarlos en baúles ominosos
precisando muerte en su argot
sin itinerarios compartidos:
es sabido que la caterva del último gobierno
se ha divorciado de su propia lengua.

Andan con pinta de zombis túrbidos
porque ellos fueron los primeros en caer
sin saberlo ya conocieron la tripa del siniestro.  

Abandonados
sin lugar / hospital / lumbrera.
Huecos, a las afueras de la bonanza;
ordenados
por genéticas del libre comercio
del ataque cardiaco
de la pareja que los rompe
del gatillo chanflón.

Tenga cuidado con las gentes del otro clan.
Tenga cuidado de su casta de bribones.

Son
residentes,
tapados enemigos.

Pero entiéndalo,
aunque
Régimen
Iglesia
Academia
y otras latitudes sean jefes
                                               de la restricción,
jamás podrán quitarnos el nervio de la devoción;

porque nuestras bocas se disparan 
                    son en un mar arisco
                                     en un mar de sangre.




miércoles, 11 de junio de 2014

DIALOGAR: LO HORRIBLEMENTE CLARO EN NYMPH()MANIAC DE LARS VON TRIER


NOTA: escribir sobre la posibilidad en el ensayo podría regalarle origen a cualquier experimento de nuestro discurso.

Realmente, en comparación con lxs personajes principales en la peli Nymph()maniac, soy uno de esos humanos que reafirma su moral sexual hacia lo contrario que rige a ambxs personajes. . . Lo sé porque entiendo la afirmación de la sexualidad como muestra plena de la condición humana en relación a su comportamiento en secreto y en sus variables más ambiguas; opino que ambxs personajes apuestan a la verdad equivocadamente honrando la posibilidad de ser honestxs y vivir de su honestidad, no de la discordia experimentada en lo humano, de las raíces que se encargaron de edificar el carácter autónomo y real entre el hombre y la mujer (entre ambxs personajes que dialogan su experiencia de vida: ella siendo la ninfomaníaca y él siendo el virgen de cincuenta y tantos años de edad); esta relación es la base para fragmentar la narrativa del filme. 

Vi la peli, esa noche estuve acompañado de una amiga que, para efectos de trabajar este ensayo con el enfoque de lograr la integración de lxs lectorxs hacia el milagro de obtener mejor comprensión del texto, o sea, hacer mención de su identidad real no es necesario pues (en realidad) no ayudaría a aclarar el panorama que deseo discutir ahora; es imperativo que ustedes sepan que no fui solo al cine, no lo hice porque es horripilante ir al cine y ver en soledad una peli de Lars Von Trier, lo digo con honestidad, sería patético el encargo de aventurarse a visitar el cine solx y estar al margen de alguna persona extraña a nuestro lado por casi tres horas. 

Así que llamaremos a mi amiga P, P y con el uso de una sola letra ustedes deben entender la importancia de mantener la propiedad misteriosa del nombre de mi amiga. . . P hacía fiesta con sus uñas mientras veíamos el segundo volumen del filme, cosa que es normal cuando el séptimo arte se transforma en minutos y escenas que pueden ser abismos en nuestro cerebro: me ha sucedido en dos ocasiones, cuando vi la tercera peli de Harry Potter y cuando fui a ver Fantastic Mr. Fox; recuerdo que en ambas pelis no entendí el porqué de mi estancamiento emocional, y la razón es obvia (por lo menos es obvia ahora), yo no estaba preparado para invertir mi tiempo en filmes a la vez que mi vida intima se desmoronaba; pero viendo Nymph()maniac no sentí dolores así, lo sé, ya los he sentido antes, sé identificar el bloqueo mental o la bienaventuranza de un buen filme: P y yo disfrutamos de la peli, tal vez yo la disfruté más porque tengo 29 años, para mí, el amor NO ha sido tratado como un solo amor sino que se manifiesta sin aviso, el amor se hace en demasiadas formas; es difícil el amor, no podemos entender cada una de sus experiencias como gestos de la independencia que nos exigimos en esta generación, queremos tanto amor que no lo queremos realmente. La discordia se manisiesta en los filmes, los docudramas, los docuhorrores, las pinturas, la literatura y la música que nos son permitidos ver, por mencionar algunos ejemplos.


Luego de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Fría, nosotrxs dejamos de tener conexión con los años, nosotrxs fuimos secuestradxs por el poder, por eso somos lxs hijxs y nietxs de la catástrofe, de la evolución del capitalismo: el capitalismo dejó de ser la cosa en cuestión, los estados fantasmas y los nuevos totalitarismos ahora funcionan con normalidad; su maldad funciona traficando con el mismo intento de servirle de apoyo a la humanidad, a una humanidad en búsqueda de solidaridad pero que también se niega a aceptar el reinado de las Doctrinas Cero (las doctrinas post guerra fría son gelatinas cero, según menciono en la conferencia sobre Anarquismo y espiritismo: 1) estamos sujetándonos de la cuerda floja de las ideologías represivas creadas por el estado y que, 2) siendo eventos transmitidos mediante nuestro propio folklore revolucionario y  de resistencia o hasta en la puesta en escena de un gobierno socialista del siglo veintiuno, todavía hallamos la manera de ocultarnos cuando entendemos la realidad de estar metidxs en el barranco que fue profetizado por autores como Marx, Nietzsche, Althusser y tantxs otrxs más. . . 

Lars Von Trier sabe que no todxs somos ninfomaniacxs, incluso me atrevo a asegurar que esa no es la meta narrativa de su peli, sino que su filme nos sirve para declararle la guerra al nihilismo de época. 






miércoles, 4 de junio de 2014

Sobre el Gobierno Municipal Autónomo de Trujillo Alto: cantera de atletas y de marxianos en plena ciudad del arrecostao

Puente histórico (construido en el 1941)

Brevísimo resumen escrito por un sociólogo que el Estado no empleó

Si utilizamos brevemente una lupa marxista para estudiar y hablar sobre el individuo en sociedad, o sea, el / la arrescostao trujillano <arregostarse
. (Del lat. regustāre 'gustar'). 1. prnl. Engolosinarse, aficionarse a algo>> podemos entender la cartografía evolutiva que habita en la región rural / urbana de los ciudadanos en Trujillo Alto.

¿Por qué me refiero a nosotrxs como una cantera de atletas y de marxianos? Tanto atletas como artistas vivimos bajo los estándares que organizan las mercancías (rentables, artesanales o revolucionarias) pues no hay un acueducto del subsidio ni de la misericordia corporativa. . . Esta restricción monetaria no funciona a espaldas del atleta ni de aquellxs que producen mercancías intelectuales y/o artísticas. 

Nosotrxs sabemos quién está a cargo de las riendas, y de no conocer quién o quiénes la sostienen, simplemente nos movemos alrededor de la movida oficialista.

Puedo hablar de un ejemplo que es bastante fácil de reconocer, para dar cuentas de este solo necesitamos evaluar las finanzas del capital municipal, de las inyecciones federales (inevitables la mayoría de las veces) y de las alianzas regionales con "empresas privadas o agencias de tipo financiero que se presentan como una especia de trato pro obtener una mejor estabilidad de sustento directo (me refiero a las ventas y convenios monetarios que los funcionarios públicos entienden necesarios para darle continuidad a la economía laboral, a la de lxs obrerxs municipales). 

Esto lo digo tomando en consideración que llevar a cabo una serie de movimientos desde la asamblea municipal que se reflejen en el ámbito de la nomina real, o sea, en el costo directo a corto y a largo plazo de la manutención de las personas ya han sido puestos en rigor o eventualmente serán directrices empleadas para el bienestar del municipio. 

La variedad de proyectos que servirían para catapultar un orden más definido de la región trujillana, región que estadística y políciacamente pertenece al precinto de Carolina, en efecto podrían ser proyectos inteligentes si (así como lo han sido hasta el momento las obras que el honrable alcalde José Luis  Cruz ha efectuado en la zona del casco urbano y en el campo (entiéndase, en el barrio Dos Bocas, La Gloria, Carraízo y en muchos más) no sufren a largo plazo los mismos problemas que eventualmente suceden (por lo general cuando pasan siete años y los acuerdos federales y/o privados dejan de ser validos de forma substancial) no son perjudiciales para lxs obrerxs ni para las finanzas del municipio ocasionando déficit y por ende recortes de personal. 

Debemos entender que cuando una oportunidad de elevar las finanzas de cualquier dependencia, ya sea estatal o municipal, en principio siempre van a presentarse sobre la mesa prometiendo lo siguiente: 1) ayudar en el progreso de las instituciones que sostienen la autonomía económica de una región, haciendo creíble la mentira de que tal influjo privado funciona porque se disfraza ante la población incluso de las fuerzas políticas, ya que trabaja alejándola del fiasco real ("salvaguardándose" de la crisis fiscal dentro de la política intra municipal) y de la crisis central: crisis que a su vez está ligada con el control estatal de los fondos a ser repartidos por el gobierno / partido de turno 2) que el intento de hacer negociaciones entre las empresas públicas y las privadas servirán no importa qué. . . 

Sin embargo, los arreglos en la Carretera #181 (expresso Trujillo Alto), implican la habilidad del liderazgo regional en fundamentarse desde una libertad económica que, aunque puede ser viable debido al apoyo del actual partido de turno que nos lidera a nivel estatal, le puede brindar a nuestro municipio y a su gobierno autónomo la potestad de adquirir fondos y recursos para mantener en alto la calidad de vida y estabilidad para sus habitantes sin olvidar el paréntesis de que por el momento y porque tenemos el apoyo oficialista PPD, Trujillo Alto no está exento de recortes pero, en efecto, sí estamos privilegiados en el anexo más adecuado para sobrepasar el asunto de la escasez de fondos estatales. Debido a nuestras movidas dentro de los organismos del país, nosotrxs decidimos ignorar los estragos de la crisis fiscal; y esto no es negativo, por el contrario. . . 

En estos tiempos, municipios como Trujillo Alto y lugares legendarios como Río Piedras o Santurce, es en donde podemos ver la bonanza de la autonomía: en las mercancías "revolucionarias o nuevas" que buscan articularse en el arte y en la producción artística así como en el quehacer atlético. La diversidad de identidades han de ser vistas así (como regímenes para otorgarle poder a la ciudadanía). También hay que entender que, en  esa gestión cotidiana ejercida por los funcionarios de municipios autónomos como Trujillo Alto, radica el futuro y el posible bastión hacia el nuevo turismo, hacia una nueva forma de concebir nuestra isla. Nosotrxs debemos ser leales a la fuerza que se construye culturalmente para autentificar una identidad puertorriqueña, indentidad(es) que primero florecerán a nivel intra municipal y que luego irán ganando terreno a través de toda la isla. 

martes, 3 de junio de 2014

{tea time is free time is time for a harvest} por Nicole Fraticelli

hollow shoes horned atlas pickled herring jokes exist
as we are
servants of geography
and travel documentaries

how to structure a collapse
with only threads and bare knuckles

while aches turn to
scrambling in the dark for thin leaves/ striped bark

this cultured pain
beneath a pending grimace
under the left knee between throat and gizzard

(it sits still with infusions
it beckons sedation)




                              {Texto por Nicole Fraticelli}

{a fine port whine} por Nicole Fraticelli

guessing games with the servers
[se iba a explotar]
carrying odd gifts like
Henry Mancini rounding corners

 


pass the bone saw
[lemon-lime] so darling,
  [we have to adopt posture
before laminated devotions]
 
write down the time of
death/


{Matutina} por Nadya M. Echevarría

Antes de hablarte me siento

entre mi mirada y la respuesta de tu cuerpo

a contarme primero como sueñas

con tu sed de páginas abiertas



Ahora que me despierto

y te miro mientras me hablas

atrapo tu alma que se despide en tu habla

y soy concierto de nubes densas

que se avecinan y por eso



Cómo te explico que quiero intentar contigo

el silencio de los soles que se prenden

de prisa, cuando olvido que soy materia y tiempo



Caravana de humo



Cronología que se incendia

momento a momento.

sábado, 31 de mayo de 2014

{UN CAFÉ CON ROSARIO CASTELLANOS} por Lynette Mabel Pérez

 

















"Desde hace años, lectura,

tu lento arado se hunde en mis entrañas"

Rosario Castellanos


Hace tiempo que te esperaba,

quería bridarte esta sonrisa de amiga,

encontrarme en páginas de sobremesa contigo,

más allá del aleteo de los cuervos negros,

por encima de los que fuman su cigarro,

sé que te gustan esos instantes en que el café humea,

en que la ternura flamea su constancia,

en donde la plenitud consiste

como dices "en ser y dejar pasar".


Por eso he pagado este café 

que humea junto a tu libro entumecido,

leo tus palabras para reanimarte en mi mente,

pero Frida, Julia y tú nunca andan lejos,

hace rato que guardo silencio,

mis oídos cansados del ruido

se niegan a escuchar otra cosa

que no sea el pasar de las hojas amarillas.


Comulgamos, recordamos 

a Malinche, Tlatelolco y el crimen de ser mujeres,

te presento a Nayeli y tú me hablas de Gabriel,

del tiempo transcurrido en Israel,

de lo que se siente al vivir en tierra extraña,

de la lámpara que cae,

del destino último de las cosas,

me levanto,

dejo una mesa vacía,

dos tazas de café intactas

y me sumo a los que sufren la lluvia inclemente

del día a día.




{DISTANCIAS} por Carmen Riviero Santiago

Añadir leyenda

Me encantaría meterme en ti, boca abajo,
morder tus nalgas
abrirlas // oler tu ano
meter mi lengua dentro
y poco a poco hundir mis dedos en ti,
y después de las groserías iniciales
quiero escucharte decir,
Vamos que tengo ganas de ti
métemelo,
cómeme,
quiero sentirte,
quiero sentir el caliente entrando en mí. . .
Y quiero venirme mientras te vienes,
así como lo has hecho mil veces dentro y encima de mí
o cuando te vienes en mi culo
entre mis nalgas o en mi barriga o en mi pecho.
                        Annette,
asimismo quisiera que dijeras, 
Ven y vacíate en mi culo,
no pares
quiero venirme contigo dentro.

Lo triste de todo Annette es que nunca confiaste en mí.

Cuando te decía que quería que fueras mía, sin temores, 
estar en ti empujándome mientras tenías mi boca en tu chocha 
y mis dedos en tu culo haciendo abismo; 
moviéndolos. . .
Hubiera sido perfecto si en ese barranco viviéramos
en el preludio:
porque siempre vi tu boca abierta y gimiendo sin parar,
tú encima y yo viniéndome por la presión de tus músculos
solo tú sabías moverlos y hacer que me vaciara completamente.

Cuántas veces quise seguir dentro de ti aun después de que ambos habíamos terminado y lamerte y aguantar con mis manos tus nalgas y dejar que mi saliva y mis dedos abrieran camino en esa parte de ti que me guardaste
y que tal vez estando con otros no lo pensaste dos veces para aventurarte. . .

Siempre quise venirme y continuar
abriendo tu ano
estar dentro y recobrar virilidad
si hubiera sido posible acomodar el pico de mi pene en ti
poco a poco empujarme sin lastimarte 
mirarme creciendo en ti,
expandiendo la forma de tu culo con la forma que más te gustase,
metiéndome lentamente pero completo, sentir el calor
quizá sacarlo y volver a ti con fuerza,
que tú quisieras entregarte oculta y olorosa
porque yo amaba lamerte
porque tenías un sabor dulce,
un sabor que todavía recuerdo
así como recuerdo lo rico de tenerte
y tu boca y tu cuello y que siempre fuéramos juntos.

sudada,
duchada,
durmiendo,
subiendo las escaleras;
realmente 
lo único que venía a mi mente era desnudarte,
arrodillarte;
meterme en tu boca,
que me comieras;
pensar eso me volvía loco 
y hasta tuve que masturbarme a tu lado 
más de cien veces 
porque tú no querías lidiar conmigo;
la verdad era que deseaba masturbarme en ti,
en tu rostro, en tus manos,
en tu culo, en tu chocha,
en tu lengua,
venirme en ti,
que me mojaras:
quería llenarte de ti
sin limpiarnos;
seguir juntos por horas
y que llenaras mi boca y mi pene y mis dedos de ti,
con tu blancura. . .
Porque cuando estabas mojándome parecías ser 
lo más rico 
así eras tú.

Quería comerte
que te masturbaras
y llegar juntos al barranco 
donde las cabezas se pierden.
Pero (siempre) lo dijiste,
Nunca vas a comerte mi culo,
solo lámelo. . . Méteme los dedos;
yo lo hacía sonriendo
y te escuchaba gimiendo mientras pensaba:
Ah, mi querida Annette,
lo sabes bien
mientras te vienes en mi boca yo hundo mis dedos:
sabes que el camino ya está hecho,
faltaba que me dejaras entrar completo;
si hubieras confiado en mí, 
si hubieras mirado menos
permitiéndote sentir sin nadie más,
sin miedo

te aseguro que luego de tenerme (lo juro Annette)
que luego de encontrarnos en el abismo
hubieras pedido que te comiera una y otra vez
que te hiciera mía
que cada vez entrara más hondo, más veces,
en la mañana, en la tarde, en la madrugada,
lo sé Annette,
lo sé
porque 
las veces que llegué a hundir mis dedos profundamente
te balanceabas hacia mis manos 
y empujabas mis dedos más hondo en ti.
Así, abierta
con tu chocha en mi boca, 
así podías venirte:
venirte memorable. . .  
Lo recuerdo,
en ocasiones no querías eso y por supuesto 
yo desistía
pero, querida, escúchame,
estoy seguro: cuando mi pene entraba en tu chocha
me decías que no parara, 
que te lo hiciera más duro
porque así lo sentías completo 
y eso te encantaba,
decías que te morías por tenerme dentro
porque siempre estaba caliente;
y decías que me empujara más: adentro:
más rápido
más duro:
cuando estábamos chingando 
mi animal sin brújula era lo más rico;
por eso sé que si olvidabas esas experiencias
esas memorias desagradables
esas que tuviste a raíz de viejos temores 
por viejos amantes,
entonces sí te hubieras entregado {toda}
sin pensar en tabúes ni prejuicios de gentes ásperas.

De algo estoy seguro: si le hubiéramos dado rienda suelta a la iluminada tranquilidad de habitar la flor suave en tu ano, si en efecto yo, 
el monstruo,
hubiera podido caer emancipado en ti para que sintieras mi calor 
vaciándome, 
si me hubieras permitido explorar lentamente en lo más íntimo de tu cuerpo Annette, 
pienso que nada malévolo hubiera sucedido.

Pero siempre me negaste eso, querida, 
y sé que ahora no podemos volver a la jornada. . . 
¡Qué tristeza siento por nosotros Annette! 
Del abismo hubiéramos sido el perfecto imperio: 
amantes de la mañana y de su estrella que siempre nos vigila: amantes de la obscuridad: 
como aquellos que se atreven:
aquellos que gobiernan lo más bello de su piedad.